domingo, 21 de junio de 2020

¡Cocina terminada! - Casa Bristol

Y aquí la cocina terminada. Otra estancia finalizada. Poco a poco todo va llegando.

Esta es una de mis estancias favoritas, quizá porque tiene muchos detalles, quizá porqué me gusta cocina... en fin. Aquí os la muestro.

El techo con las vigas de madera y el suelo ya os enseñé en una publicación anterior como lo hice paso a paso. Muy entretenido pero con un resultado que me gusta mucho. Los muebles todos son comprados, a excepción del armario que podéis ver a mano derecha en primer plano que es hecho a mano y un regalo de un intercambio de una artista miniaturista. Y la campana de la cocina que la hice yo con el envase de unas natillas, recortado y poniéndole una puntita de tela a nivel decorativo.


Aquí podéis ver en la pared el reloj (¡que no puede faltar en una cocina! y es aprovechado de una medallón), la bota de vino (típica catalana) y utensilios de madera variados (estos dos últimos son regalo de un intercambio de una artista miniaturista). Así como también véis el fregadero (lo compré). Y hice el trapito amarillo con fieltro.




Aquí el mueble del fondo de la cocina. En la parte superior dos jarrones de cerámica que compré, un plato grande decorado (regalo de un intercambio con una artista miniaturista). En los estantes: en el de arriba todo son botecitos de cristal rellenos de lo que simularía comida (los compré, me gustaron mucho), en el del medio y en el de abajo son regalos varios de intercambios con artistas miniaturistas (des de bolsa de fideos, bote de tomate frito, caja de lasaña, botecito de conserva, espaguetis, paquete de pasta y dos platos ya preparados... ¡a punto para comer!).
A la derecha del mueble, un cuadrito relacionado con mi tierra, Cataluña, que muestra "all i oli", es decir, ajo y aceite. Cogí la imagen de internet, la imprimí en cartulina y la barnicé con barniz cerámico.
A la izquierda del mueble, una paella, pues en mi casa nos gusta mucho comer paella y así me recuerda a mi familia. Pues las cocineras clave de las paellas han sido mis dos abuelas y mi madre. ¡¡¡Eiii al final tengo la receta y ya he aprendido a hacerla!!! Todavía no me sale tan buena como a ellas pero espero que con la práctica vaya mejorando jejeje


Aquí se aprecia bien la cocina, con la campana que os he comentado antes. Las cazuelas minis son compradas, ¡me encantan! Y el trapito fue un regalo de un intercambio de una artista miniaturista.
Y a su derecha hay el cubo de fregar y la fregona que también lo compré en su día.


Dentro del mueble colgado que al inicio os he explicado, hay un conjunto de tazas y platitos hechos a mano y una aceitera/vinagrera -todos regalos de intercambios de artistas miniaturistas-. Y a la izquierda del mueble otro cuadrito como el de antes del "ajo y aceite", pues también relacionado con mi tierra de "pà amb tomàquet i oli", es decir, pan con tomate y aceite.

Aquí se aprecia la senefa de la pared que la hice yo, imprimiendola en cartulina y barnizada con barniz cerámico.



Aquí la mesa con varias cositas, el molinillo de café lo compré (que me recuerda al que mi abuela tenía en casa, y que nos dejaba a mi hermana y a mi, moler el café, me hacía gracia hacerlo) y el resto de cositas son regalos de intercambios de artistas miniaturistas.

Debajo de la mesa hay una cestita de verduras al fondo que hice yo con un tapón forrado por fuera con cuerda fina y forrado con tela de cuadritos por dentro. Y una caja de mandera que también hice yo con maderitas pequeñas y dentro hay una calabaza (regalo de un intercambio de una artista miniaturista). Botellas, sacos de harina y mortero de cerámica comprados. Este mortero me recuerda al que usa mi padre para hacer el "all i oli", típico catalán, para acompañar la parrillada de carne -¡que me encanta!, no he comido otro mejor, es un artista. De momento yo todavía no lo sé hacer, próximamente jejeje



Y aquí, el lado de la puerta que cierra la casita que podemos ver la ventana des del interior.
Otro jarrón mini de cerámica y un plato de cerámica que compré y los dos panes (la barra y el de payés) que hice yo con pasta y que luego mi padré pintó (el es que le gusta la pintura y controla más tema tonalidades, colores...; así que dejé al artista hacer). Y le pusé debajo de los panes una cartulina de cuadritos simulando un pequeño mantel.


Y aquí la visita a mi cocina. Espero que os haya gustado.

viernes, 19 de junio de 2020

Dormitorio principal terminado - Casita Bristol

Aquí os enseño el dormitorio principal, o de matrimonio, como os apetezca mejor llamarle.
Hace meses que lo tenía terminado pero no había tenido el momento de fotografiarlo y compartirlo con vosotros. 

Las paredes las forré con papel pintado y cartulina separados por una cinta de tela, el techo lo pinté con pintura acrílica y el suelo tiene dos partes: la más amplia está hecha con un tapete individual de plástico cortado y la parte más pequeña está hecha con moqueta adhesiva. Los muebles los compré, excepto el taburete que vemos de frente que me lo regalaron en un intercambio de artistas miniaturistas.




Si revisamos la estancia des del lateral izquierdo podemos ver la decoración del lateral de una de las paredes que es un medallón que usaba mi abuela de porcelana y lo he puesto en recuerdo a ella, espero que des del cielo lo observé y le guste (pues a ella le gustaban mucho mis casitas y miniaturas y siempre me aportaba algun detallito para decorarlas hecha por ella).




Aquí podemos ver un tocador con una caja de jabones que hice con un tapón que tenía guardado y los jabones los hice con cera (usando un blister de pastillas vacío) y luego envueltos en papel film y con un papel de color lo troquelé con la perforadora de hacer agujeros y le pegué el papelito a modo de etiqueta. Y luego los botes de perfumes estan hechos con cuentas de collar que también hice yo. Y el espejito lo compré.
A la derecha observamos un cuadro que hice en punto de cruz con mi nombre (siempre le doy un toque personal) y el marco lo compré y lo pinté con pintauñas. Y encima de la mesita de noche hay un jarroncito de flores como regalo de uno de mis intercambios con artistas miniaturistas.



Seguimos con la cama. Las sábanas, la colcha y los cojines los hizo mi madre. Toda una currada. ¡Me encanta! está toda muñidita, cuando la tocas dan unas ganas de tumbarse en ella que no veas jejeje
Encima hay una chaqueta que la compré y hay varios de artistas miniaturistas: el bolso, el sombrero, el paraguas y la bolsa de mano.




En estas otras fotos podéis observar el armario, en el que está colgado otro sombrero que me regalaron de un intercambio, así como la cartera. Y la cajita la compré yo.



Des de este ángulo podemos observar la puerta que da al baño. Y vemos el colgador que hice yo con una maderita pintada a la que pegué unos topes que hacen de colgadores. En él hay un bolso colgado también regalo de un intercambio. Y el jarrón con la planta Lengua de tigre (o también llamada Sansevieria), que hice con un halambre forrado con cinta de papel recortando la forma pertinente y pintada con rotuladores. Luego en el jarrón que tenía guardado le puse plastilina dentro para que hiciera de base y le fuí clavando las diferentes hojas dandoles un poco la forma con el halambre. Y bualá el resultado, no ha quedado nada mal para ser la primera vez que la hago.



Y aquí una estancia terminada. A seguir con las demás. Espero que us haya gustado.

jueves, 18 de junio de 2020

Mesa del comedor parada

Seguimos con las miniaturas y aquí os muestro que...

... ¡¡¡ya he puesto la mesa del comedor!!!... casi

El pasado fin de semana me inspiré para poner la mesa: hice los caminos de mesa con papel de pared recortadito a la medida de la mesa y puse los vasitos, copas y cubiertos. Lo acompañé con un plato de quesos variados y una tabla con pan; para hacer un buen pica-pica jejeje




Aquí podéis ver la mesa una vez ya está colocadita en el comedor de la casita.






Ahora me faltará poner las servilletas y buscar una jarra de agua o similar. Puesto que a mi no me gusta el vino (a pesar de que tengo un par de botellas en la mesita auxiliar que compré en su día) y quería fomentar los hábitos saludables -a raiz de que soy enfermera y hay que predicar con el ejemplo-. También tengo en el carrito auxiliar una paella que compré y una cajita de bombones que me regalaron unas artistas miniaturistas en un intercambio.

Aprovecho para mostraros el resto del comedor como está en este momento, le falta algún detallito todavía pero está bastante completito. Algunas de las cosas las mostré en publicaciones anteriores de manera suelta pero no las había mostrado colocadas própiamente en la estancia.

Aquí podéis ver al perrito, a mi Nuck, la alfombra hecha a punto de cruz y uno de los cuadros que pintó al óleo mi padre; y el suelo de parquet que hice yo en su momento maderita a maderita. Las paredes están empapeladas. Estos detalles ya os los había mostrado en publicaciones anteriores.

Cositas adicionales que podéis ver: el reloj de pared de un intercambio con artistas miniaturistas. Los sillones y sofá si que son comprados. Las copas de helado las hice yo (con una chincheta, le corté el pincho y le pusé unas bolitas de plastilina de colores y le derramé un poco de barniz de uñas y le clavé un pequeño halambre simulando la cucharita; y quedaron resultonas jeje). El tapete también lo hice yo recortando un papel ya pintado. Y las 2 tacitas las compré.


Al lado del perrito podemos ver una chimenea -a pesar de que no se aprecia muy bien en la foto (cuando termine bien el comedor ya pondré alguna otra foto mejor); la hice yo con un trozo de porexpan, que le marqué la forma de los tochos con un soldador y mucho cuidado y luego pinté con marrón y otras tonalidades para hacerlo más real. Delante hay unos hierros para sujetar la madera que compré, así como los utensilios para usar la chimenea en el lateral.
Encima hay un teléfono que compré, una velita que me regalaron en un intercambio con artistas miniaturistas y un tocadiscos antiguo que también compré en su día.






Y aquí también podéis ver el otro cuadro que pintó mi padre. Así como la mesa del comedor, sillas y alacena que compré. Así como la vajilla del mueble de porcelana.



 Espero que os haya gustado. Cuando lo tenga terminado ya os lo mostraré. Pero me hacía ilusión mostraros como está ahora, aprovechando que había parado la mesa... casi jejeje

miércoles, 17 de junio de 2020

¡Primera casita iluminada y terminada!

Hace tiempo os compartí imágenes de mi primera casita, que empecé en verano de 1999.

¡¡¡Pues finalmente este fin de semana la he terminado!!! En primavera de 2020.
¡¡¡Nada más y nada menos que 21 años después!!!

Me quedaba pendiente ponerles unas cortinas al comedor solamente y nunca encontraba el momento de hacerlo ni la idea de cómo hacer las cortinas. Y al final, este fin de semana me ha venido la inspiración y ya están hechas.




Las he hecho aprovechando dos bolsitas de estas en las que meten las joyas para hacer un regalo, que las tenía guardadas (porqué siempre piensas: por si acaso...). Pues las corté y aproveché el espacio donde venía la cinta para cerrarlas, para meter por ahí la barra de la cortina. Y para hacer la barra de la cortina, corté una barrita de madera a la medida y aproveché la cita dorada de la bolsita para medioforrarla y pegué los extremos con pegamento rápido. Y el toque final fue el planchado de las cortinas, que eso se lo pedí a la experta... mi madre jejeje que me las plancho porqué estaban un poco arrugadas. Siempre es de agradecer contar con los tuyos para realizar según que trabajos que dominan más ellos. Tengo la suerte de contar con ella que de tema telas y costura domina muchísimo más que yo. Pues yo soy más de corta y pega que no de hilo y aguja jejeje



Y con esto quedó terminada la casita. Para que veáis que estas aficiones son duraderas y una casita no se hace en cuatro días. Son muchos detalles y algunas cosas se compran, otras te las regalan y otras las haces tu mismo. Y se debe juntar con el montage de todo que hay que esperar a los momentos de inspiración. Porqué si no tienes este momento las cosas no se pegan, no encajan, no quedan bien, se caen... en fin, mal mal. Por lo que no se puede hacer en cualquier ratito que uno tiene libre, sino que debe coincidir ese ratito junto con la inspiración. Ahhh bueno, y que tengas el material necesario para hacerlo jejeje que a veces te falta algo: una madera, una pintura, un pegamento... Aixxx las aficiones. ¡Y qué bién que lo pasamos los miniaturistas aficionados jejeje!


Y ahora os muestro toda la casita iluminada, puesto que cuando os la motré en su momento la mostré de día y ahora os la muestro con la luz. Importante comentaros que toda la instalación eléctrica -o miniinstalación eléctrica jejjee- la montó en su día mi padre toda, como veréis hay luz en cada una de las estancias de la casa -incluso en los pasillos-. La verdad que fué toda una currada, pues los cables son minis y se deben hacer los agujeritos para pasar los cables y colgar las lámparas que son de techo y es un trabajo minimini. Tuve la suerte que mi padre controla tema electricidad y se ocupó de hacerlo. Como antes os decía... según qué cosas mejor dejarlas para los expertos. Pues yo de electricidad no entiendo jejeje


















Y aquí la casa entera abierta, con la iluminación apagada.



Y ahora, a continuar con la segunda casita. Que está ya está finalizada.

martes, 16 de junio de 2020

Baño de la casita Bristol

Reemprendemos las casitas de muñecas después de unos meses de pausa. Con el confinamiento debido al estado de alarma en el que estamos des del pasado mes de marzo ha vuelto la posibilidad de tener ratitos para las minis y también inspiración.

Que mejor que ir terminando cosas que estaban pendientes y que tenía en mente terminar.

Así que el pasado marzo me puse en marcha y aquí los primeros resultados: el baño casi terminado.

En estas primeras fotos podéis ver el suelo, las paredes y el techo que realicé yo misma.



El techo es simple, pintado de color blanco. Y lo entretenido fue el suelo y las paredes que realicé con goma-eva blanca a la que le marqué las racholas para que quedara el grabado con un punzón. Después pinté una a una las flores de las paredes con pintauñas de dos colores diferentes (que me generó tiempo, pues lo tenía que pintar por fases, porqué debía secar un color para poder aplicar encima el otro). Y finalmente, una vez seca la pintura de las flores, lo barnicé todo con barniz brillante transparente en esprai. Y lo pegué a paredes y suelo con pegamento especial para plásticos. Además, en la parte superior le puse un borde entre la parte superior de la pared y el techo para que quedara mejor la unión de pared y techo (y aproveché unos palitos de plástico para colocar en el extremo globos infantiles, cortados a la medida y pegados con silicona caliente).





Y aquí, con los complementos ya colocados. No está al 100% pero casi.


Los muebles lila los tuneé yo con pintura acrílica en esprai y les hice los detalles dorados con pintauñas. Y los blancos los compré tal cual, sólo tuneé la tapa del váter siguiendo el mismo estilo que los de color lila. A excepción del tabuerte que lo he hecho yo con maderitas pintadas de pintura acrílica blanca, le he puesto un trocito de fieltro para que hiciera un poco de almohada y forrado con un trocito de tela lila para hacer lo que sería el cojín -y para rematar le puse un trozo de lazo dorado en cada extremo superior de la pata para seguir el estilo del baño completo.
La estantería de al lado de la bañera lo compré tal cual y no le he hecho nada. Y la estantería que he hecho yo es la de la pica, que la hice con maderitas, pintadas de pintauñas blanco y rosa. Y le coloqué encima los detallitos de porcelana que compré.


Aquí podemos ver el váter, con su rollo de papel encima (próximamente tengo que ponerle un portarollos). Y también de fondo el armario con sus detallitos dentro (toallas, botes de jabón, colonia, champú...).

En la siguiente foto podemos ver mejor la bañera con la toalla (es comprada) y la estantería.
Y en el fondo el mueble con también sus detallitos que están hechos a mano por otras amantes de las miniaturas que he recopilado de intercambios que hemos hecho: como es el bote de cristal con algodones de colores, los botes de colonia, la brocha y maquinilla de afeitar y la caja de jabones. Las toallas las compré y la pastilla de jabón la hice yo misma.




Y aquí os muestro la pared que está en la puerta de apertura de la casita, en la que está la ventana. Podeís apreciar las cortinas hechas con ganchillo por mi abuela (me sabe mal porqué las hizo hace mucho tiempo y pobrecilla se murió el verano pasado, y todavía no las había yo colgado, espero que des del cielo las vea puestas y le gusten tanto como a mi, ¡que me encantan¡). Aquí podéis ver varios tarritos de porcelana como decoración (y la imaginación al poder: que contienen sales de baño jejeje) -que los compré-, una cajita de pañuelos y una cestita ambas hechas a mano por artesanas con las que intercambié miniaturas. Y dentro de la cestita he hecho yo 3 rollos de papel de váter (con un trocito de palito de plástico de chupa-chups y en él he envuelto tiras de papel de váter real y lo he pegado con pegamento rápido). Y aquí el resultado del rinconcito de la ventana. Me ha gustado mucho el resultado, lo encuentro muy cuco.



Ahora me quedará pendiente, solamente, poner el portarollos de papel de váter, el toallero y el espejo. Y quedará rematada otra estancia de la casita.

Espero que os haya gustado.

jueves, 5 de diciembre de 2019

Un estiu i una tardor estranya sense tu, Duna

Aquest estiu i aquesta tardor estranya, és la primera que passem sense tenir-te al nostre costat, ha estat complicat i diferent. Sens ha fet difícil anar a fer passejos per la platja o el passeig bora el mar sense tu, anar a prendre una tapa sense tu, anar a la muntanya sense tu... Un sense fi, ja que teníem el plaer de que sempre ens acompanyaves a tot arreu.



Però hem hagut de seguir el camí, sent forts i pensar en els bons moments que hem gaudit amb tu. A més, el petit Nuck ja s'està fent gran i també li agrada seguir fent passejos i sortides amb nosaltres, així que no es pot parar, s'ha de continuar endavant.

Aquí algunes de les fotos d'aquest estiu, algunes d'elles acompanyats també del seu amic Danko.

Aquestes són al parc d'esbarjo per coses del costat de casa.








Visitant poblets de Catalunya, com Castellar de N'Hug.




Fins i tot el primer viatge amb tren del Nuck!!! Amb el tren del carbó!! Que es va portar superbé, una mica nerviós al principi però genial, és un crack el Nuck!!!


També ha pogut acompanyar-nos dins de restaurants portant-se superbé! tot un exemple de gos educat!


I viatjar a un petit país, molt proper al nostre: a Andorra!! Ple de gent, de botigues... i ell com un panxo. 



I a casa, amb el seu amic Danko. Després dels anys, al final s'han fet bons amics, quin parell!!!




I aquí ben junteta amb el meu petit gran gos, i és que tot i que ja no tinguem al nostre costat la Duneta, ell seguirà sent el meu petit. I això que ja té uns 9 anys! Tot un senyor gos jejeje




I aquí en un dels seus amagatalls preferits: taaaattt, on és el Nuck?


I seguim d'excursió per la montanya amb el nostre "gosset aventurer": per riuets i fonts com les del Cardener.








Sense oblidar els banys de sol en bona companyia del seu coleguilla Danko:




Els mesos passen i hem d'assimilar els canvis que ens fa la vida. Esperem Duneta que estiguis bé a d'alt del cel, recorda fer-nos un lloc per quan ens arribi el dia a nosaltres.